Blog Vida Natural & Mente

Emprendiendo Vida Natural Mente

por | 6 Jul, 2020 | Emprendimiento

 

Te doy mi más cordial bienvenida a la sección de emprendimiento de Vida Natural&Mente, donde te voy a compartir mi experiencia en estos años donde decidí emprender por mi cuenta y lanzarme a este mundo lleno de oportunidades y posibilidades.

En estos momentos más que nunca tenemos un abanico de posibilidades para poder emprender, hay factores importantes y lo hablo desde mi propia experiencia antes de tomar acción que son indispensables tener en cuenta.

Seguir  tu intuición y tu corazón y emprender desde lo que te apasiona es un factor clave para tener éxito en lo que hagas.
Aunque también es cierto que en el mientras llega la oportunidad de hacer eso que tanto te apasiona, hay todo un recorrido de experiencias y aprendizajes que en mi caso han sido clave para llegar a realizar y culminar eso que tanto me apasiona, y esto mismo es lo que te puede suceder a ti también si te lo propones.

Emprender y aprender al mismo tiempo es algo maravilloso y que en muchos casos es necesario pasar por toda una etapa de aprendizaje para que te lleve y culmine en lo que te apasiona.

Te cuento como me sentía tiempo atrás antes de emprender, mi vida laboral fue satisfactoria y dentro de lo normal, pero haciendo trabajos que no me llenaban, y me sentía insatisfecha, incomprendida, y un número más, sin poder desarrollar mi creatividad y como persona.

Me acuerdo cuanto deseaba que llegara un viernes para descansar el fin de semana, y cuando llegaba el domingo había días que incluso lloraba pensando en el lunes, porque no me sentía bien en el trabajo, sobre todo en los dos últimos trabajos que estuve por cuenta ajena, fichaba a le entrada y salida, no tenía días libres para temas personales, las vacaciones que me tocaban nunca eran cuando yo necesitaba.

Mi vida era siempre la decisión de otras personas, decidían mi horario, mis vacaciones, los días que trabajaba, que me pagaban, (que no siempre fue lo mismo que trabaja), tú me entiendes verdad …

En el último año el ambiente que me rodeaba en el trabajo en plena crisis no era el más agradable, porque no sabías cuando era el día que te iban a despedir.

Día tras día veía a compañeros como los despedían y sabia que en mi caso no iba a ser diferente, hasta que ese día llegó, y lo hicieron sin piedad sin previo aviso, simplemente me llamaron a un despacho, me esperaba una persona de recursos humanos de la empresa para decirme; “este es su finiquito, está usted despedida lo sentimos, recoja sus cosas personales de su puesto de trabajo sin tocar el ordenador y sin despedirse de sus compañeros”, y sin más me fui dirección a la salida de la empresa, con la mirada perdida sin mirar atrás, sin despedidas y con sentimiento extraño en el cuerpo y contradictorio, de alguna manera sabía que este día estaba cerca y llegó.

No se me olvidará, fué un viernes de diciembre soleado justo a la hora de la salida, la hora de la comida, la una de la tarde, ya no volvería a fichar, ¡que bién! una cosa postiva jejeje, tenía como sentimientos encontrados, por un lado, de temor en lo económico por las responsabilidades, tenía hipoteca y demás, y por otro lado de satisfacción y alegría de que ya no tenía que volver a ese trabajo, en una oficina sin apenas luz donde tenía un trabajo rutinario y que no me hacía feliz.

A la salida en el parking me encontré con un compañero era uno de los informáticos de la empresa y con el que la verdad teníamos simpatía y afinidad, no hubo muchas palabras nos miramos a los ojos y sin palabras nos dijimos todo, al verlo me dije a mi misma, esto es una gran oportunidad para mí, una oportunidad de abrirme al mundo de internet de empezar hacer y formarme de las cosas que realmente me gustaban y me apasionaban, y de seguir formándome y leyendo sobre temas de desarrollo personal y vida saludable equilibrio cuerpo mente.

Me acuerdo este chico un par de días a tras estuvimos hablando sobre que ordenador portátil me podía compra y de otros temas de internet, era como que presentía lo que iba a ocurrir jejejeje y dentro de esta conversación me dijo una frase, que no se me olvidará, tenía un problema en el ordenador de la empresa y vino a solucionarlo y me miró a los ojos y me dijo sabes que …

“El principio de locura es hacer una y otra vez las mismas cosas esperando resultados diferentes”

Esta frase me resonó no por el problema del ordenador de aquel momento sino por la vida de insatisfacción que vivía yendo todos los días, aquel trabajo en aquella oficina sin luz y triste donde pasaba una media 10 horas diarias y a turno partido, de la vida nada social  llevaba, por los horarios de trabajo no podía hacer otra cosa más que trabajar, comer, dormir, no me daba tiempo de ver a los amigos, a la familia y apenas tener un rato de ocio de ocho de la mañana a una del mediodía y de tres de la tarde a ocho de la noche de lunes a sábado los sábados medio día.
Así que,  el día me despidieron era la OPORTUNIDAD DE MI VIDA, y desde entonces me puse manos a la obra, me compré un ordenador portátil contraté internet y comenzó mi aventura.

 

Era mi oportunidad de comenzar a vivir la vida que realmente quería me sentía libre jejejeje libre de horarios, libre de decidir cuándo iría a ver a mi familia, libre de hacer lo que quisiera, de viajar de pensar en mí, estaba feliz….

Pero al mismo tiempo era consciente de mi situación, mujer de más de cuarenta años, sin estudios universitarios, y con las entradas económicas limitadas ya que me acababa de quedar sin trabajo, la incertidumbre se apoderó de mí, os confieso que fueron tiempos duros , porque además empezaron a ocurrir acontecimientos desafortunados en el tiempo, comenzó con lo laboral, le siguió una operación pasar por el quirófano fue toda etapa de sacar fuerzas, un tema familiar a raíz de un terremoto (terremoto de Lorca) ver a mis padres como se quedaban sin casa con su edad, la perdida de dos seres muy queridos, ver como enfermaba mi madre, y lo que lleno el vaso fue cuando mi madre tuvo un accidente doméstico y a raíz de esto se tuvo que operar y eso empeoró su enfermedad.

Esto último ya me hizo llegar a la depresión y a tener una etapa un poco penosa de mi vida, me sentía impotente de no poder ayudar a mi madre no estaba en mis manos, solo podía acompañarla y darle todo mi cariño, en esta etapa deje de comer bien y de cuidarme, mi estado anímico era rabia , enfado, estaba en contra del mundo, no aceptaba lo que estaba pasando a mi madre, y esto hizo que callera en picado llegando a pasar por urgencias varias veces un mismo fin de semana con ataques de ansiedad y un situación penosa.

Hasta que una noche cuidando de mi madre, me quedé mirándola, me fui al baño a llorar me miré al espejo a la cara y me dije, como voy a ayudar a mi madre si yo estoy en este lamentable estado.

Este día fue como un punto de inflexión y me dije; quiero cambiar esta situación, para ayudar a mi madre, pero primero me he de ayudar a mí misma, quiero terminar con el estado de víctima y penoso en el que estoy y me puse en acción.

A partir de ese día cambié mi actitud, comencé a comer bien y con la ayuda de complementos alimenticios me recetó un Naturopata, alimentación equilibrada y sanita, ejercicio, caminaba todos los días, escuchaba música, audios sobre lo que me había propuesto hacer, continué formándome en una plataforma argentina coaching ontológico, también dos masters de neurocoaching, y de emprendimiento.

Lo que hice fue todo un trabajo conmigo misma de resurgir como un ave fénix, era consciente que la única que podía cambiar esta situación era yo.

Alimentación saludable para dar energía a mi organismo, ejercicio para mantenerlo activo y en forma, y trabajar mi mindset, la formación de coaching me ayudó mucho para aprender a trabajar todo el ruido mental que tenía en aquel momento, escuchaba música, leía, me iba a caminar contemplando el mar, caminando por la orilla, me daba energía me estimulaba, por las noches cuando cuidaba de mi madre y se dormía, escuchaba podcast de todo lo que me estimulaba en aquel momento, de desarrollo personal, de marketing online, de otros emprendedores y al paso del tiempo me vi con la suficiente fuerza, motivación e ilusión de emprender por mi cuenta y se creó www.anifgarcia.com

Comenzó una nueva etapa, de ilusión, de volver a creer en mí, de emprendimiento, de conocer y unir sinergias con otras personas y poco a poco fue llegando a mi vida, las personas y situaciones que iba necesitando para que fuera aprendiendo y evolucionando en eso que necesitaba.

Fui trabajando día a día para atraer lo que tanto necesitaba y eso fue lo que pasó, doy las gracias a todas las situaciones, personas y acontecimientos que llegaron y siguen llegando para que en este momento disfrute de esa vida que tanto deseaba, y al  paso de poco tiempo llegó a mi vida y de la manera menos pensada las hojas del olivo y sus grandes beneficios y comenzó una nueva etapa en mi vida que te la cuento en los post siguientes ….

Hay una frase que me gusta mucho y con esto termino hasta el siguiente post que seguiré contándote que dice…

“Empieza haciendo lo necesario, después lo posible, y de repente te encontraras haciendo lo imposible”

Te Sigo Contando Mi Historia Desde AQUI

 

Anif García
Mentor-Coach de Bien&Estar
Te ayudo a emprender Natural&Mente
Te acompaño a crear tu negocio online Natural&Mente
Conoce tu Mindset emprendedora y brilla
www.vidanaturalmente.com/mentoring-online/

 

 

 

 

Curso ¿Qué sabes de tu Diabetes?

Come Bien Para Sentirte Bien

Curso ¿Por qué no puedo perder peso?

Oferta de 4 x 3 Consultas de Coaching Nutricional

Te recomiendo las siguientes entradas:

Emprender Natural Mente

Emprender natural mente es posible. Cuando nos planteamos las diferentes formas de emprender online, nos preguntamos; ¿que hay en el mercado actual? y ¿cuál sería la que más se...

leer más
Ir al contenido